13. La Presencia física del Padre en la familia es importante porque representa el rostro de Dios.